CON QUIMIOTERAPIA Y SIN APETITO…

Algunas soluciones, ¿Pero cuales fueron las tuyas?

Seguro que te has preguntado en algún momento, qué han pasado con tus ganas de comer, en ocasiones de manera autoinducida después de una gran noche…

La pérdida de apetito inducida por la quimioterapia es un síntoma de causas muy diferentes y muy molesto, que con frecuencia me cuentan los pacientes en la consulta y al que trato de dar una explicación y hacerle una propuesta de soluciones.

¿POR QUÉ?

La pérdida de apetito es generalmente la combinación de algunos otros efectos de la enfermedad o del tratamiento.

– ¡Sin papilas gustativas!

Durante el tratamiento se pueden inflamar la mucosas entre ellas la de la boca ocultando las papilas gustativas y sin papilas no hay gusto o este esta alterado.

– ¡Uff como huele!

Una mayor sensibilidad a los olores, las cosas huelen demasiado fuerte o no puedes.

Sabor, gusto y vista, tres patas importantes que sostienes el apetito. Con dos de ellas dañadas no es de extrañar que no pueda controlar su «pérdida de apetito».

ALGUNOS CONSEJOS:

1. Experimenta con alimentos de sabor intenso, prueba alimentos que no habías probado antes….

Los sabores intensos que te resulten agradables puede dar una señal agradable a esas papilas gustativas dormidas. Si te gustan, encurtidos, salazones, y alimentos salados en pequeña cantidad pueden estimular tu apetito de forma natural.

2. Pastorea…

Come regularmente, en pequeñas cantidades. Extiende tus comidas pequeñas y refrigerios durante el día para que intentes comer algo cada pocas horas. El desayuno almuerzo y cena no son obligados si sumas calorías y los nutrientes necesarios a largo del día.

3.  Mejor lo frío, si puedes…

A menudo, la comida que es más caliente o caliente, huele más fuerte y son los olores fuertes que ya conoces los que también pueden ayudar a arruinar tu apetito.

4. Boca limpia y fresca…

Enjuágate la boca antes de comer, limpiar los dientes, enjuagar la boca con bicarbonato de sodio antes y después de las comidas o los aperitivos. Masticar chicle de sabor fuerte si te gusta mejora la salivación.

5. Comer es algo más que una necesidad biológica.

No te aferres a comer como siempre, en la mesa delante de un plato, a una hora determinada. Come haciendo otra cosa, puede que se sorprenda de la cantidad de comida que realmente consumes.

Comer fuera o comer con amigos … Charla mientras comes, pero por favor de algo interesante o divertido, no seas aburrido.

6. Prueba opciones de alimentos saludables con un alto contenido de calorías y proteínas (durante la quimio, las necesitas).

Los alimentos o bebidas con un alto contenido de calorías y proteínas te pueden llenar rápido pero te van a ayudar a evitar la pérdida de peso.

Batidos y helados son una buena opción.

Hay medicación que tu oncólogo conoce, si pierdes peso a pesar de tomar estas medidas habla con él.

Y sobre todo piensa que es un síntoma transitorio, que dura lo que la quimioterapia, y que lo recuperarás.

Juan de la Haba

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *